ciudadanía, Dinamización del territorio, márqueting territorial, territorio

Marcas de territorio: experiencia, identidad cultural y ciudadanía

Hola a tod@s!,

Sant Pere (Masquefa) i Montserrat En el marco de unas sesiones sobre ‘branding territorial’ desarrolladas en Diputación de Barcelona que me han parecido muy interesantes,  han surgido las siguientes reflexiones que os expongo a continuación.

Y quizás empiece por el final, pero a modo de reflexión general este post se podría resumir de la siguiente manera: «La realización de un plan de marketing territorial es un elemento básico para la planificación estratégica de un territorio. Sin sus resultados difícilmente se trasladará su identidad cultural a los ciudadanos, propios y ajenos«.

Hace unos años publicábamos en el bloc el post “Territorio: identidad y espíritu cultural“. Reflexionábamos entorno  de que manera podríamos trasladar el concepto identidad cultural al territorio. Llegamos a la conclusión de que era necesario fijar miradas alternativas, responsables y coherentes sobre el territorio, sus recursos y sus necesidades, sobretodo aportando soluciones creativas y novedosas.

 

El territorio es un espacio vivo. Su historia no está fijada en el tiempo y el espacio. Evoluciona de manera natural o bien a partir de las acciones que se desarrollan. En definitiva, el territorio es el reflejo de una época y un espejo de los valores de la sociedad que lo gestiona. En este sentido, los lugares patrimonializados, naturales o culturales, constituyen un punto de unión entre la historia pasada y lo que vendrá, el futuro. Esta relación invita a interpretar el territorio, es decir, traducir, crear y darle sentido (1).

¿Cómo experimentar un territorio interpretado?

  • A través de los sentidos y la emoción
  • A partir del conocimiento que proporciona el lugar
  • Generando consciencia y crecimiento personal.

En definitiva, la experiencia ha de permitir abrir propuestas para que los ciudadanos sientan, aprendan, disfruten, conozcan y reflexionen.

Para hacer llegar el mensaje del territorio patrimonializado a la ciudadanía en general es necesario establecer mecanismos de divulgación, difusión y creación de experiencias asociadas a los recursos culturales y naturales del lugar. Es en este punto que adquiere importancia el marketing territorial y su planificación ¿Cuáles son sus objetivos?

  • Ordenar e integrar el desarrollo del lugar de manera coherente con las capacidades, potencialidades y la planificación del territorio.
  • Posicionar el lugar con una marca que sea reconocida y valorada por sus características específicas y singulares.
  • Impulsar un modelo de desarrollo y turístico sostenible.
  • Fomentar la consciencia que las políticas de dinamización territorial son un factor que contribuye al desarrollo económico del territorio y beneficia a la población residente y los sectores complementarios.

Los resultados de un estudio de marketing territorial deberán establecer un conjunto de estrategias y acciones que permitan asumir a la población autóctona y proponer  a los visitantes experiencias a través de la interpretación del territorio y sus recursos culturales y naturales.

Espero que este post sea de vuestro interés.

Saludos!

Nota a pie:

1. Viel, Annete: Quand souffle l’sprit des lieux

Lecturas recomendadas:

San Eugenio Vela, Jordi (2011): Teoria i mètodes per a marques de territori. UOC editorial. Barcelona.

DDAA (2019): Guia de branding territorial per ens locals. DIBA. Col·lecció Eines.

2 comentarios sobre “Marcas de territorio: experiencia, identidad cultural y ciudadanía”

    1. Hola Lisandro,
      Encantado de leerte de nuevo por aquí.
      Espero que nos sigamos viendo!
      Cuidaros mucho y muchos ánimos!

Deja un comentario